lunes, 16 de mayo de 2011

En Arica aumenta la instalación de antenas de telefonía móvil

En Arica aumenta la instalación de antenas de telefonía móvil

Cada día hay más evidencias científicas y más conciencia ciudadana del daño producido por las radiaciones electromagnéticas, las antenas  proliferan  y las autoridades no reaccionan.  Por Benjamín Sierra.


Comunidad protesta por antena en Parroquia San Pedro
A diario estamos teniendo conocimiento de un proceso continuo y en aumento de contaminación de nuestro entorno: polimetales, termoeléctricas, mineras, deterioro del borde costero, quema de basura, perros vagos, plagas de ratones y garrapatas, ruido, deterioro de áreas verdes, pérdida de biodiversidad, etc.etc. Y en los últimos tiempos la proliferación de torres de soporte de antenas de telefonía móvil y sus correspondientes radiaciones electromagnéticas no ionizantes. Más de alguna persona podrá decirnos que es el costo del desarrollo o del progreso, que Tocopilla y otros lugares de nuestra geografía nacional están en situaciones peores o que es exageración de los medioambientalistas, etc. Pero no es así, y como prueba, un poco de historia reciente.
La Agenda 21 Arica-Parinacota
“En  Arica y Parinacota, entre 1994 y hasta 1997, la Agenda 21 Arica-Parinacota, un grupo de personas pertenecientes a diversas instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, sociales, gremiales, sindicales, culturales, educativas, empresariales, etc. que representaban a trabajadores, profesionales, dirigentes juveniles, indígenas, mujeres y adultos mayores del extremo norte de Chile, a través de seminarios, talleres y encuestas se organizaron con el objetivo central de promover los acuerdos de la Cumbre de Río de 1992 y adaptarlos a nuestra realidad, proponiendo una Agenda  Local para estas provincias desde una perspectiva de desarrollo sustentable, privilegiando el trabajo grupal y el empleo del Programa 21 como guión metodológico.
Este esfuerzo colectivo dio como resultado un documento que puso de manifiesto que en nuestra región se observan graves problemas ambientales: escasez de recurso hídrico, desechosurbanos, de la industria minera y pesquera,  pérdida acelerada de la biodiversidad, uso intensivo de producto organofosforados, inadecuado acceso a la salud, vivienda y educación, discriminación étnica , de la mujer y discapacitados, etc.” (Temas Regionales, Año 4 N°1 Invierno de 1997, pags. 145-175,CEUTA, UTA).
Hoy es posible constatar al leer, casi 15 años después, la sistematización realizada por el Comité Ejecutivo de Agenda  21 Arica y Parinacota que además de constituir el producto de uno de los mayores y más participativo encuentro de personas e instituciones preocupadas por el medioambiente en nuestra región, que no sólo hicieron un diagnóstico muy completo y aún vigente, sino que también propuso soluciones a los problemas detectados desde un punto del desarrollo sustentable.
Contaminación Electromagnética No Ionizante
El tiempo ha pasado y gran cantidad de los problemas medioambientales siguen sin solución, aun más, la mayoría han aumentado e incluso han aparecido nuevos, como la contaminación electromagnética no ionizante o “electroesmog”, producida  por  las comunicaciones  de telefonía celular, una  forma silenciosa de contaminación potencialmente  perjudicial al medio ambiente y salud humana. (www.elmorrocotudo.cl/admin/render/.../27465 -). Cada día disponemos de más información científica que demuestran los daños a la salud, especialmente a niños, mujeres y adultos mayores, producida por estas radiaciones. En nuestro medio, el estudio más esclarecedor es el del Dr. Andrei Tchernitchin, académico e investigador de la U. de Chile, y muy conocido en Arica por intervenir en favor  de las personas  afectadas por la contaminación de metales pesados prevenientes de los acopios ilegales  efectuados por PROMEL a mediado de los 80.
Tchernitchin afirma que “existen evidencia experimental de efectos biológicos asociados a la exposición a  radiaciones electromagnéticas”. Para el Ingeniero Biomédico Guillermo Avendaño C. de la U de Valparaíso", existen cerca de 100.000 estudios acerca de los efectos de la radiación como la de los celulares, algunos con datos muy categóricos, otros no concluyentes y algunos que afirman la inexistencia de riesgos”. A nivel internacional  a diario aparecen nuevos estudios  científicos que evidencian efectos nocivos a  la salud de las personas y al medio ambiente de este tipo de radiación, tales  como leucemia en niños, cáncer cerebral en adultos, problemas cardiacos y suicidios, entre otros.
Toda esta información es de conocimiento general y de fácil acceso para todos los ciudadanos, incluidos nuestras autoridades locales, seremis, funcionarios  y  por su puesto nuestros diputados y senadores. Por tanto, afirmar que las radiaciones producidas por la telefonía móvil no producen daño por existir un controversia debido a que se han tomado diferentes criterios para establecer los niveles permitidos de densidad de potencia de radiación electromagnética no ionizante no las exime de  ser peligrosas para las personas, ni por supuesto, inhibe  el derecho de los vecinos afectados a exigir la pronta intervención de las autoridades  y principalmente unirse a otros afectados, como lo han hecho las familias contaminadas por plomo en nuestra ciudad, para que en conjunto lograr el retiro de las torres y antenas  que proliferan en nuestros barrios en canchas deportivas; terrazas de edificios, como el Empressarial; cuarteles de bomberos; clínicas privadas; iglesias; camufladas como palmeras; sitios desocupados y siempre cerca de colegios, casas de reposo, y de viviendas.

No hay comentarios:


yatiri... el que sabe
Loading...